Microsoft Surface ♡ Debian

Ha llegado a mis manos un Microsoft Surface. La propietaria del mismo me comenta que el equipo tiene problemas para recargar. El equipo es del año 2015 y el servicio técnico de Microsoft tiene una forma curiosa de actuar. Independientemente de la avería cobran del orden de 200 y pico €. Da igual que se haya roto el cristal de la pantalla o que falle la RAM, el precio es siempre el mismo.


Como el equipo ya es antiguo, a la propietaria no le interesa pagar dicha cantidad, por lo que me ha dejado jugar con él.
Efectivamente, usando Windows el equipo parece no cargar. Después de dejarlo apagado cargando, decido instalar Debian y ver qué me dicen las herramientas de LXQt.
Una vez con Debian funcionando, me encuentro que el equipo suele gastar entre 3W o 4W de potencia, llegando a superar los 8W cuando se le somete a una carga de trabajo alta.
Cuando se le pone a recargar la tasa máxima de carga es de… ¡¡6W!!
Con razón es tan difícil de recargar. La potencia con la que el equipo puede cargar, en muchos casos, no es capaz de superar la potencia con la que el equipo gasta la energía.

La forma de operar con este equipo es recargarlo cuando está apagado o realizando tareas que no requieran mucha carga, como editando un archivo de texto.
Respecto al estado de la batería después de 5 años funcionando, LXQt indica que se encuentra al 65% pudiendo recargar aproximadamente 25Wh, unas 4 horas de uso:


Por si a alguien le interesa instalar Linux en un Surface, hay una página que indica cómo:

https://github.com/linux-surface/linux-surface

Aunque, en mi caso ha implicado aplicar unos parches al núcleo y recompilarlo, por lo que sino sois usuarios avanzados de Linux, es mejor que busquéis a alguien que os ayude.

Espero que os sea útil.

Esta entrada fue publicada en Hardware. Guarda el enlace permanente.